Cremamur inaugura en Málaga el primer tanatorio de mascotas

Cremamur, la única franquicia en España especializada en servicios funerarios para mascotas abre un nuevo centro franquiciado en Málaga, concretamente en el P.I. La Moraga. Módulo 5M- Nave La Moraga 2ª, 29130 Alhaurín De la Torre, Málaga

Con un concepto de negocio pionero de éxito y más de 14 años de experiencia, Cremamur ofrece servicios de incineración y recuperación de cenizas para animales de compañía, recogida y traslado, sala de velatorio para una despedida más íntima y personal, así como productos para recordar a la mascota.

Todos los servicios Cremamur se realizan siempre a través de un veterinario y bajo su tutela como garantía de buena praxis. Su modelo de negocio está basado en la calidad y excelencia del servicio, por lo que la profesionalidad y el respeto por la mascota son dos elementos fundamentales.

Los crematorios Cremamur prestan todos los servicios de un tanatorio. Para ello dispone de las mejores instalaciones que cuentan con un espacio de recepción, una sala de velatorio íntima y confortable para despedirse apropiadamente de la mascota y una zona de cremación. Cremamur también se encarga de la recogida y traslado con vehículos isotermos que garantizan la correcta conservación del cuerpo del animal durante su transporte.

Actualmente Cremamur opera en Murcia, Alicante, Albacete, Almería, Castila la Mancha y Málaga y se está afianzando como franquicia de referencia en el sector. El objetivo para 2021 es estar presentes en comunidades tan importantes como Madrid y Cataluña a través de centros franquiciados y llegar a todas las provincias.

La inversión necesaria para poner en marcha un tanatorio Cremamur es a partir de unos 130.000€ para un local desde 200m2 ubicado en suelo industrial fuera de los núcleos urbanos.

La central de franquicias Cremamur ofrece a sus franquiciados un apoyo integral en todas las fases del proyecto, desde la elaboración previa de un estudio de competencia y mercado, la búsqueda y selección del local, soporte para la financiación del proyecto, tramitación administrativa de permisos y licencias, apoyo comercial, un sistema de gestión propio y formación inicial y continuada.

El perfil del franquiciado es el de un emprendedor amante de las mascotas, con visión empresarial, aptitudes comerciales y vocación por la atención al cliente, entusiasta y con capacidad económica para poder cumplir con los requisitos del contrato para un crematorio de mascotas.