El Ayuntamiento de Cullera habilitará un espacio para ceremonias funerarias laicas

El Ayuntamiento de Cullera habilitará la sala de velatorio del cementerio municipal para que se puedan realizar ceremonias funerarias laicas, en el momento en que se disponga de partida presupuestaria. Así lo ha hecho saber el Teniente de Alcalde de Servicios Exteriores, Salvador Tortajada, a la asociación Cullera Laica en un oficio el pasado mes de julio.

El asunto se remonta a diciembre de 2016, cuando Cullera Laica solicitó al Ayuntamiento “el establecimiento de un lugar en el Cementerio Municipal de Cullera para realizar actos propios de la liturgia laica, con igualdad de condiciones al resto de lugares de culto que puedan haber “. La petición se fundamenta jurídicamente en que la Constitución Española declara en el artículo 14º que “los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social “. Y más concretamente, en la Ley 49/1978 de 3 de noviembre de Enterramientos en Cementerios Municipales, que en su artículo segundo establece que se autorizará a los que lo soliciten, el establecimiento en los cementerios municipales de las capillas o lugares de culto correspondientes “.

Actualmente el cementerio municipal de Cullera no dispone de un lugar para celebrar actos litúrgicos laicos. Es más, en la entrada del cementerio hay, a la derecha, una capilla católica, y a la izquierda, una sala de velatorio con una cruz. Esta situación, que vulnera la libertad y la igualdad de las personas, llevó a la Asociación a hacer dicha solicitud. Al no recibir ninguna respuesta formal, en abril de 2017, la Asociación reclamó la correspondiente contestación, la que llegó al mes siguiente. En ella, el Teniente de Alcalde de Servicios Exteriores, relegaba a las personas de convicciones no católicas a utilizar la sala de velatorio, y a tener que solicitar previamente la retirada del crucifijo, “que se repondrá y retirará por el Encargado del Cementerio , según sea el actora a realizar “.

Entendiendo que la solución aportada por el Ayuntamiento no cumplía la legislación alegada en la solicitud de Cullera Laica (porque al no recibir la ciudadanía un trato con igualdad de condiciones la discriminaba por razones de religión, y porque no teniendo la sala de velatorio ni asientos ni otros elementos no podía considerarse lugar de culto), el 26 de junio de 2017, en un nuevo escrito, se pidió al Ayuntamiento de Cullera que reconsiderara la solución dada, así como que se comunicara a la Asociación la correspondiente respuesta. Además, se significaba que el establecimiento de una capilla laica, que es lo que había venido a solicitar Cullera Laica, podía ser apta para toda la ciudadanía y estaba en plena conformidad con el carácter aconfesional que debe tener el Estado.

La nueva contestación del Ayuntamiento llegó el pasado mes de julio, que aunque comenzaba diciendo que “se le reitera …” y sigue manteniendo que la cruz “se pondrá y quitará”, al final termina diciendo como novedad que “la sala de velatorio será preparada para que tenga las mismas condiciones que la capilla mediante bancos o sillas en el momento en que esta concejalía disponga de partida presupuestaria”. No obstante, como la contestación tiene algunos puntos confusos y contradictorios, la Junta directiva comenzaba diciendo que “se le reitera …” y sigue manteniendo que la cruz “se pondrá y quitará”, al final termina diciendo como novedad que “la sala de velatorio será preparada para que tenga las mismas condiciones que la capilla mediante bancos o sillas en el momento en que esta concejalía disponga de partida presupuestaria”. No obstante, como la contestación tiene algunos puntos confusos y contradictorios, la Junta directiva .