El grupo Mémora, líder en España, compra Tanatorios Irache

El grupo funerario Mémora, líder en España, ha llegado a un acuerdo para adquirir una participación mayoritaria del grupo Irache, principal empresa fúnebre de Navarra con 60 tanatorios y velatorios.

La operación se ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia, que tiene seis meses para pronunciarse. Fuentes de Irache explicaron que se trata de una integración que será beneficiosa  y positiva para el grupo navarro “por tratarse de una empresa independiente, con gran experiencia y profesionalidad”.

Mémora sólo está presente en la Ribera de Navarra, donde posee seis tanatorios, en Tudela, Cascante, Corella, Mendavia, Valtierra y Viana. Por tanto, no la red de centros sólo se solapa en Tudela, Cascante y Mendavia. “La integración va a permitir la continuidad de nuestros servicios y el mantenimiento de la plantilla de 80 personas”, explicó un responsable de la funeraria navarra.


El grupo Irache inició su andadura en 1976 cuando las familias navarras Ardáiz, Azcona, Ortigosa y Unzué, de amplia trayectoria en el sector, inauguraron en la calle Monasterio de Irache el primer tanatorio de Navarra. Actualmente las familias Ardáiz y Azcona son las principales accionistas.


Fuentes de la empresa explican que se trata de una decisión “muy meditada” la que se ha tenido “muy en cuenta la salvaguardia de la trayectoria y valores del grupo”. Así, destacan que Mémora e Irache comparten “una estrategia de crecimiento e inversión comunes”.


El Grupo Irache inició hace dos décadas un plan de crecimiento y expansión con la apertura de una veintena de tanatorios y velatorios por toda la geografía navarra. Asimismo, fue pionera en Navarra en tanatopraxia. La empresa también entró en el negocio de la gestión y mantenimiento de cementerios. Aquella etapa coincidió a nivel nacional con la formación de grandes grupos funerarios, muchos de ellos con capital extranjero. De hecho, distintas empresas llamaron a la puerta de Irache y sus dueños estudiaron eventuales alianzas e incluso la posibilidad de expandirse fuera de la Comunidad foral. La llegada de la crisis financiera de 2007 frenó estos planes, para concentrarse en mejorar y extender su red de tanatorios y velatorios en Navarra.