EL TANATORIO DE AVILES ABRIRA SU NUEVO VELATORIO Y LA SALA DE DESPEDIDAS EN ENERO

La nueva sala para velatorios y la sala para despedidas civiles o religiosas del tanatorio estarán operativas en el mes de enero. Al menos esos son los plazos que maneja la gerencia, aunque dependerán en parte de la administración local y sus tiempos a la hora de conceder la licencia para la apertura de las nuevas dependencias.

Las obras estarán concluidas antes de que finalice el mes de diciembre y la empresa ya trabaja en la adquisición del mobiliario y equipos necesarios para los nuevos espacios. La dirección del tanatorio abordó esta inversión de medio millón de euros pensando en ofrecer unos servicios que cada vez son más demandados. El proyecto que ejecuta Construcciones Baigorri incluye una nueva sala de velatorio que se sumará a las ocho que existen en la actualidad, oficinas administrativas y una sala polivalente para la celebración de despedidas civiles o de distintas confesiones.

«Cada vez se realizan más actos de despedida, también católicos, en el tanatorio y veíamos que necesitábamos un espacio más amplio para que se celebrasen con mayor comodidad», explica Alejandro Menéndez, gerente del tanatorio avilesino. El proyecto que se concluye en diciembre, después de dos años de tramitación administrativa, da respuesta a la demanda actual, pero no por ello se cierra la puerta a más mejoras en el futuro. Según apunta Menéndez, «nosotros lo que queremos es ofrecer el mejor servicio y la sociedad va cambiando por lo que si surge una nueva necesidad que cubrir no dudaremos en afrontar la inversión para dar respuesta a lo que se nos pida». La parcela que ocupa el tanatorio dispone todavía de metros para continuar creciendo.

Con respecto al coste de este nuevo servicio, la dirección del tanatorio ha planteado a las aseguradoras que lo incluyan en el precio del seguro que abonan sus asegurados. «Es algo que tienen que estudiar ellas y harán lo que consideren conveniente para sus intereses y los de sus clientes», señaló Alejandro Menéndez.