El tanatorio moañés tendrá en febrero cuatro salas y un salón de actos con 110 asientos

La ampliación del tanatorio de Moaña, ubicado al lado del cementerio municipal de Trigás, comenzó en el pasado mes de mayo y estará finalizada para febrero, según explican sus responsables. Con la construcción de un añadido al inmueble, el espacio tendrá mejoras como el paso de tres a cuatro salas para velatorios, que solucionará los problemas de falta de espacios que se hicieron patentes en algunas ocasiones en los últimos años.

Desaparecerá una de las salas actuales, por lo que dos de ellas serán totalmente nuevas.

 El añadido al inmueble permitirá proporcionar otros servicios a los moañeses como la construcción de un salón de actos que va a disponer de 110 asientos, pero que además tendrá capacidad para más personas sin butaca.Ya en junio los responsables del tanatorio explicaban que este auditorio se construía para permitir funerales o despedidas más numerosas. Además, sería útil para los vecinos de alguna minoría religiosa, que tienen complicado organizar grandes funerales para sus fallecidos por falta de espacio.

En estos momentos están finalizando el pintado de este salón de actos.

Las cuatro salas del tanatorio de Moaña superarían al único servicio de este tipo en Cangas, que tiene tres salas. En Bueu el tanatorio se inauguró en el año 2011, tras una gran demanda vecinal. Con una concesión por un periodo de tres años, tiene tres salas para velatorios.