Mémora abre el renovado tanatorio Sancho de Avila

La empresa funeraria Mémora ha abierto el nuevo tanatorio de Sancho de Ávila de Barcelona (en el distrito de Sant Martí), que fue el primero que se instaló en España y que ha sido remodelado completamente con una inversión de 14 millones de euros con el objetivo de modernizar este centro funerario, que se construyó en 1968.

Como parte de la transformación urbanística de la zona, el espacio ocupa ahora una superficie de más de10.000 metros cuadrados y está ubicado en una nueva plaza abierta al barrio. En este área se han construido dos edificios que están conectados.  El tanatorio dará trabajo a unos 80 profesionales para que los diferentes servicios puedan estar operativos las 24 horas, según ha informado el consejero delegado de Mémora, Juan Jesús Domingo.

“El nuevo tanatorio es un símbolo de todos los cambios sociológicos a la hora de despedir a nuestros seres queridos que han habido hasta a día de hoy”, ha dicho Domingo.

Según el responsable de la funeraria, “la carga emocional de la despedida convive en este nuevo equipamiento con la tecnología más avanzada y con servicios que reflejan la enorme complejidad de la sociedad en la que vivimos”.

Nuevas tecnologías

Sancho de Ávila fue el primer tanatorio que se abrió, en 1968, para velar a los difuntos en España y ahora, según sus impulsores, es el primero que ha introducido las nuevas tecnologías y se ha convertido en el más moderno.

La remodelación ha consistido en la construcción de dos edificios que están conectados por la primera planta: el primero acoge el tanatorio con 20 velatorios, tres oratorios, terrazas y floristería, y el otro ofrece servicios como una cafetería, un restaurante y oficinas de atención a las familias.

El nuevo equipamiento cuenta con dos plantas subterráneas, en la superior se encuentran los servicios técnicos funerarios y en la inferior un aparcamiento.

Domingo ha destacado que los nuevos edificios han incorporado equipos de máxima eficiencia energética que permitirá ahorrar entre un 45 y 50 % en las emisiones de CO2, y sistemas para aprovechar el agua de la lluvia.

Recientemente, los Servicios Funerarios de Barcelona gestionados por Mémora también han remodelado los tres tanatorios de la ciudad: Les Corts, Sant Gervasi y Collserola, con una inversión de aproximadamente 1,7 millones de euros.