Una familia de Torrelavega vela un cadáver que no era el suyo

Una familia de Tanos (Torrelavega) veló durante horas un cadáver que no era el suyo, según publica El Correo. Tras los sucedido están estudiando emprender acciones legales contra el hospital y la funeraria ya que se consideran engañados.

Según explican desde el centro, el intercambio de ataúdes fue un error. Éste, un anciano de 92 años, vivía sólo y fue hospitalizado en el Hospital Marqués de Valdecilla el pasado viernes tras sufrir una caída en la escalera de su casa. El hombre no falleció hasta el martes por la mañana. En esos momentos, desde el hospital avisaron que la entrega del cadáver se retrasaría para realizar la autopsia.

Por la tarde entregaron el cuerpo en el tanatorio y los familiares decidieron no abrir el ataúd. Estuvieron velando al anciano hasta el cierre del velatorio. Sin embargo, horas más un empleado llamó al hijo del fallecido para explicarle que algo fallaba.

Finalmente, el trabajador de la funeraria acabó confesando por teléfono al hijo del fallecido que se había producido un error y el cuerpo de su padre todavía estaba en el hospital.