Ya son 16 quejas contra funerarias ante la Profeco

La Delegación la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en el estado de Guanajuato ha recibido un total de 16 quejas contra servicios funerarios en lo que va de año, mientras que durante todo el año pasado se registraron un total de 46 quejas contra empresas de este tipo, de las cuales 38 fueron conciliadas, seis no conciliadas y dos aún están en trámite de resolución.

Las principales causas de  las reclamaciones en contra de los servicios funerarios son el no, a la rescisión del contrato, no prestar el servicio originario , el incumplimiento en plazos y la negativa a prestación del servicio.

Así también se informó que durante las visitas de verificación a las funerarias por parte del personal de la oficina delegacional han sido sujetas a procedimientos un total de siete funerarias, ya que se han detectado irregularidades como el no contar con contratos de adhesión y el incumplimiento a la normatividad.

Con la finalidad de contratar un servicio funerario que vaya acorde a la economía familiar y que ofrezca todo lo que los consumidores requieren y necesitan para aquel momento, la Delegación Estatal de la Profeco recomendó visitar personalmente las instalaciones de las agencias funerarias así como del panteón que viene incluído en los paquetes que se ofrecen.

También otras recomendaciones son: revisar personalmente el ataúd y la urna, contratar el paquete que cubre todas las necesidades; el proveedor deberá entregar factura o comprobante de pago, en el que se deben especificar los servicios y los productos contratados y el precio de los mismos. Los establecimientos deben tener a la vista los precios de los productos y servicios ofrecidos, el proveedor debe presentar un presupuesto por escrito y al momento de contratar estos, deberán ser respetados y las funerarias están forzadas a registrar ante la Profeco el contrato de la prestación de este servicio.

Si se planea contratar lotes o nichos,  Profeco recalcó que el panteón debe proporcionar el reglamento interno, debe entregar por escrito la vigencia de los derechos, a la conclusión del pago del bien inmueble se debe entregar el título de derecho de uso y al adquirir un lote a perpetuidad se debe cubrir una cuota de mantenimiento anual.