Zamora, entre las provincias más caras de España para contratar un seguro de decesos en 2020

El coste a la hora de contratar un seguro de decesos en España puede experimentar un aumento de hasta un 50% en función del lugar de residencia del asegurado, hasta 62 euros de diferencia. Así se desprende del Índice de precios de los seguros de decesos, realizado por Rastreator que analiza las diferencias en el precio de una prima mixta en función del lugar en el que se contrata. 

Según este análisis, La Rioja (180 euros), Lérida (181 euros) y Zamora (174 euros) son las provincias donde actualmente resulta más caro contratar un seguro de decesos, con primas entre un 20% y un 13% por encima de la media nacional.

Víctor López, responsable del área de Aseguradoras de Rastreator, explica que “las diferencias de precio en el seguro de decesos entre las distintas regiones responden a las variaciones que existen en las tarifas, no solo de los servicios funerarios sino en los propios cementerios. Así, aunque el coste medio se puede situar en los 3.500 euros, en algunas regiones el importe total puede alcanzar los 5.000 euros”.REDUCE TU PRÓXIMA FACTURA DE LUZ Y GASAsí ahorran los españoles hasta 400 € al año en su factura de luz y gas. Comprueba en menos de 1 minuto qué compañía es la mejor para tu hogar y deja de pagar de másPATROCINADO POR CONFIANZAYAHORRO.COM

El análisis desvela que el 41% de los españoles dispone en la actualidad o ha contratado un seguro de decesos en el último año, siendo las mujeres las que más lo han demandado (49%) frente a un 39% de hombres. De esta forma, es el tercer tipo de seguro más contratado por detrás del seguro de auto, que es obligatorio (81%) y el seguro de hogar (71%). En cuanto a las edades de contratación, son los españoles de mayor edad, de 55 a 65 años, los que más lo contratan (54%) seguido de los de 45 a 55 años (41%).

“Desde el mes de enero a septiembre de este año hemos podido ver como las contrataciones han aumentado un 12% en nuestro comparador, una muestra de la alta penetración de este producto entre los españoles”, explica Víctor López.

La Rioja, Lérida y Zamora son las provincias más caras para contratar un seguro de decesos

La Rioja es la región que cuenta con la prima mixta más elevada de toda España, con una media de 184 euros al año, un 20% por encima de la media nacional. Le siguen en el ranking Lérida, con una prima media anual de 181 euros (+18%) y Zamora con una prima de 174 euros al año, un 13% más de la media nacional.

Por el contrario, este año Soria es la región más económica para contratar un seguro de decesos, con un precio medio de 122 euros al año, un 20% por debajo de la media nacional seguido con un coste muy similar en Ceuta, con 122 euros (-20%). Por último, le sigue Cáceres con una prima media anual de 134 euros, un 12% por debajo de la media nacional.

“Este año hay algunas provincias situadas entre las más baratas que sin embargo, el año pasado se encontraban entre las más caras. Esta variación en el ranking se debe a que la edad media del asegurado en el caso de Ceuta, por ejemplo, ha bajado y por lo tanto, la prima media mixta también desciende”, matiza Víctor López.

Variaciones en los seguros de decesos a raíz de la COVID-19

Este tipo de seguros suelen tener entre sus Condiciones Generales de las pólizas la exclusión de pandemia y/o epidemia por norma general. Sin embargo, la mayoría de las aseguradoras decidieron al comienzo de la llegada de la COVID-19 por decisión propia no aplicarla cubriendo así los casos de fallecimiento a causa del virus.

Su contratación sigue prestando el mismo servicio que antes de la pandemia, es decir, cubre la prestación del servicio funerario, tanto entierro como incineración, las gestiones administrativas y también puede responsabilizarse del traslado del fallecido, la asistencia en viaje así como de ofrecer atención psicológica a los familiares de la persona fallecida.

En cuanto a los costes, las aseguradoras no están cobrando de más en ningún caso debido a la situación y, como siempre, si existe un exceso de la suma asegurada sobre el coste del servicio prestado por el asegurador, que en esta situación es probable que ocurra al reducir el velatorio, la ceremonia, o los recordatorios corresponderá a los herederos, ya que en el caso de los seguros de decesos, el interesado no elige directamente el capital, sino que lo establece la aseguradora teniendo en cuenta los servicios fúnebres que se desean contratar llegado el momento y dónde tendrá lugar el sepelio.

Sin embargo, en esta situación y dado que las medidas de seguridad son más altas (urna de zinc, doble sudario…), las funerarias han creado en las facturas un concepto llamado “Manipulación por COVID-19” en el que el importe puede ir desde los 200€ hasta los 1.200€.

“El seguro de decesos, que es un tipo de producto exclusivo de nuestro país ya que en otros países esta situación se aborda a través de seguros de vida, donde el seguro es indemnizatorio y no de servicio como lo es actualmente el seguro de decesos español, apenas ha experimentado grandes variaciones a lo largo de los años. Sin embargo, con la llegada de la COVID-19 las aseguradoras han trabajado a contrarreloj para adaptarse a la difícil situación que vivimos”, matiza López.